Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

AKT TT 150

AKT TT 150

La marca del Pegaso ha evolucionado al máximo su anterior enduro alejándose del diseño de moto básica, pero conservando todas las prestaciones de su antecesora, con el fin de conquistar un público cada vez más exigente.

Hay un dicho muy común y que aplica en la mayoría de casos cotidianos en la vida, y reza “todo entra por los ojos”, es lógico pensando que es el sentido que comúnmente más utilizamos y con el cual  logramos ubicarnos en un entorno. En el caso de las motocicletas, que no puede ser la excepción a esta regla, las marcas cada día evolucionan sus modelos, no solo en prestaciones, sino también en el diseño y cuidado de los detalles, que es el que atrae esa primera mirada a una relación que puede llegar a durar para toda la vida.

Para el caso de nuestra invitada de hoy, la marca AKT se ha esmerado en ubicar en el mercado una motocicleta con prestaciones ideales para nuestras carreteras y calles, en donde a diferencia de los países europeos, los huecos y “policías acostados” agradecen tener una motocicleta con suspensiones, llantas y altura tipo enduro para poder sortearlos sin ningún tipo de inconveniente, y esto hablando solo del caso de la conducción en ciudad, sin mencionar los municipios en donde la única forma de llegar es un camino en mal estado, que por cierto en nuestro país son muchos. Si a estas características le sumamos un diseño moderno y “aplomado” como el que asumió la nueva TT 150, el resultado será una atractiva opción de compra para esos guerreros del día a día que tienen que seguir adelante sin importar por donde tengan que pasar.

Exteriores

En el desarrollo que sufrió la versión 2013 de la TT, iniciamos por la farola y el guaradabarros delantero, que cuentan con líneas modernas acordes a las tendencias que encontramos en el segmento por estos días y que se alejan de esa línea ochentera con la que venía su antecesora. Continuando podemos observar que el tanque se percibe más robusto gracias a las “aletas” laterales que contrastan el tono gris mate, con el color de la motocicleta. El tablero también sufre cambios en donde el actual incluye el indicador de cambios, velocímetro, odómetro, testigo de direccionales y luces altas, e indicador de combustible. En este punto del tablero cabe resaltar que la “manguera” del freno delantero al momento de una desaceleración lo cubre y obstaculiza la visión del piloto sobre el indicador de cambios, debido a que las suspensiones delanteras se comprimen y la manguera se levanta. Continuando con el escaneo visual destacamos la parrilla de la motocicleta que se integra perfectamente al diseño y asas para el acompañante.

Sensaciones en ciudad y carretera

Al subirnos en la nueva TT 150 percibimos el recorrido de las suspensiones tanto delantera como trasera bastante suave, disminuyendo la altura al piso, pero sin interferir en su desempeño al momento de tomar algún bache, pues continua teniendo recorrido para estos casos. Iniciamos el monocilíndro de 150 centímetros cúbicos y comenzamos nuestro recorrido por la capital sin exigirle mucho al motor, pero al mismo tiempo sin perdonar huequitos e imperfectos de nuestras vías para percibir el comportamiento de la motocicleta, y que nos hace pensar en nuestro interior “para esto es que está hecha”, y no quiero que me mal interpreten, no quiero decir que sea para perseguir huecos como buscando monedas como en juego de Mario Bross, nos referimos al hecho de que al toparse con un terreno en mal estado la AKT TT 150 sale avante sin “despelucarse” gracias a las llantas 90/90 - 19 para el eje delantero y 90/90 – 17 atrás, el trabajo de las barras telescópicas hidráulicas delanteras y el mono-Shock trasero y los 25 centímetros de altura al piso. Cualidades que permiten a la TT 150, por dar algún ejemplo, bajar un andén sin necesidad de levantarse de la moto, y dejando atrás la preocupación de ¿será que me quedo sin descendencia?.

Terminada la prueba de suspensiones pasamos a exigir su corazón de 11,56 caballos de potencia y 10,5 Nm de torque en carretera. Con una relación de cambios bastante corta, la AKT TT 150  entrega el torque bastante rápido, algo que se percibe fácilmente el subir un puente o en zona de montaña con relativa facilidad incluso con acompañante. Sin embargo al exigir al máximo, suponemos que sobre las 9000 rpm debido a la falta de cuenta vueltas, el motor deja sentir bastantes vibraciones en manos y pies en el caso del piloto, y en la silla y posa pies en el caso del acompañante. Algo común en este tipo de motores, pero que valdría estudiar debido a su uso urbano.

Conclusiones

Con un precio de venta de $ 3.590.000, la AKT TT 150, es una buena opción para personas que durante su día a día afrontan terrenos irregulares, y agradecen más en una moto la fuerza o torque, que la potencia o velocidad final, que para el caso de Bogotá llegó a los 100 kilómetros por hora. Es esa moto ideal para tener en la finca y con la cual se pueden hacer las “vueltas” al pueblo, o para afrontar la ciudad sin preocuparse por los huecos que abunda en nuestras vías.

Para destacar, su diseño, suspensiones, comodidad para los dos ocupantes y la fidelidad de su motor. Para mejorar, las vibraciones del motor y la transmisión que “arrastra” los cambios cuando el motor está caliente. 

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top