Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Aprilia SRV 850

Aprilia SRV 850

Tomando como base el GP 800 de Gilera;y aplicando su experiencia en la competición, Aprilia se propuso fabricar el scooter más potente y rápido de la historia, el resultado es el SRV 850, prestaciones de una deportiva combinadas con la facilidad de manejo y confort de un megascooter. El más más!.

Para muchos no tiene sentido un scooter de 850 cc pues difiere del concepto básico de vehículo urbano en el que fueron concebidos en sus inicios. Pero a través del tiempo, la carrera por construir el "más más" ha dado paso a los megascooter que hoy inundan el mercado europeo y que se han convertido en la mejor opción de movilidad en ciudad, gracias a su capacidad de carga, protección aerodinámica y facilidad de manejo. Si a esto le sumamos unas prestaciones equiparables con deportivas de cilindrada media, no hay mucho qué pensar, sin rivales!.

El Aprilia SRV 850 se deriva del GP 800 de Gilera presentado en 2007 como el scooter más potente del mundo, donde se enfretaba a rivales como el TMax 500 de Yamaha, líder indiscutible de la categoría. La marca italiana con más títulos en el mundo de la competición, aplica su experiencia para mejorar lo que ya era bueno, no solo en prestaciones sino también en estética logrando un ejemplar con todo el ADN de Aprilia, con el comportamiento de una moto y las bondades de un scooter.

ESTÉTICA
Tomando como inspiración algunos de los modelos más emblemáticos de la marca, Aprilia combina líneas deportivas de la superbike, la RSV4 en el frontal y de la Dorsoduro en la parte posterior. Es una moto con cuerpo de scooter, lo suficientemente grande para albergar a usuarios de tallas altas haciendo difícil el acceso a los más pequeños, pues aunque el asiento se sitúa a solo 780 mm, es ancho y da la sensación de estar a mayor altura.

La tripe óptica a imagen y semejanza de la RSV4 es la principal característica frontal, donde las de los extremos funcionan como luces bajas y la central como luz alta o de carretera. Las direccionales se integran en los retrovisores. De perfil es robusto, con líneas afiladas que rematan con el stop en leds derivado de la Dorsoduro. Se destaca el escape de doble salida con protector térmico en negro mate por el costado izquierdo y la transmisión final por cadena por el lado derecho.

El cuadro de instrumentos de inspiración automovilística, se conforma por dos esferas y una pantalla digital en el centro, la de la izquierda es para el velocímetro en millas y kilómetros y a la derecha para el cuentavueltas y nivel de combustible. La pantalla digital ofrece información como temperatura del motor, cuentakilómetros parciales (A y B), hora, entre otros y más abajo están los testigos donde aparece el selector de modo (Sport) y ABS pues hay una versión más completa que incluye además sistema de control de tracción. El manillar en aluminio, todos los comandos y los plásticos son de excelente manufactura, calidad y ajuste, con detalles de buen gusto como el sello de Aprilia en el centro del manillar, justo donde termina la tija de dirección y el interruptor de apertura eléctrica del asiento ubicado detrás del escudo.

A diferencia de la mayoría de scooter del mercado, el SRV 850 no lleva motor basculante, éste va anclado directamente al chasis doble cuna y la transmisión final es por cadena, esta configuración le aporta mayor rigidez al conjunto para soportar la alta potencia del motor.

MOTOR
El corazón de nuestra Aprilia es un bicilíndrico en V a 90° de 839 centímetros cúbicos que produce 76 CV a 7750 rpm, 11 caballos más que el BMW C600 Sport, su único rival en el mercado colombiano. El motor es el mismo que la marca usa en la Mana 850 con un variador automático CVT. Pese a las altas cifras de la ficha técnica en cuanto a potencia y velocidad máxima, la SRV 850 viene "pelada", no cuenta con ABS, frenos combinados ni modos de potencia, lo que puede poner en aprietos a usuarios con poca experiencia.

EN MARCHA
El mercado de los scooter ha sido bastante tímido en Colombia y aunque el grupo Piaggio se atreve a presentar modelos exclusivos y exóticos, lo hace de la misma manera pues del SRV 850 solo llegó un ejemplar que es el que traemos en estas páginas, al igual que algunas otras referencias como el Piaggio X10, la Aprilia Tuono V4 R, entre otras. Por lo tanto, es un privilegio probar un vehículo que no tiene parientes en el país, además de estar tan bien calificado en la categoría por la prensa internacional.

El motor emite un suave ronroneo de tonos graves al ralenti donde se sienten levemente las vibraciones. El puesto de mando ha sido perfectamente diseñado para brindar una posición cómoda y alcanzar todos los comandos sin algún esfuerzo, y el acompañante dispone de espacio de sobra. Aprilia ha puesto a punto el sistema de variador para ser lo más eficiente posible en todo el rango de revoluciones, acelera dulcemente si así lo requieres y responde con bríos al momento de exigir el propulsor logrando una excelente aceleración para dejar plantado prácticamente a cualquier otro vehículo. En el tráfico, aunque no es muy ágil, se mueve bien, tiene un amplio radio de giro que permite ratonear en medio de los demás vehículos sin problema, además los espejos se ubican altos y pasan por arriba de los de los autos, solo hay que tener en cuenta el largo del scooter en los giros de 90° para no rozar la barriga con otro vehículo.

En autopista acelera endemoniadamente, de cero a 100 km/h en solo seis segundos y algunos más para alcanzar la velocidad máxima, que en nuestro primer intento fue de 190 km/h, algo impensable hace algún tiempo para un scooter pero con el aplomo y estabilidad de una moto gracias a la rigidez del conjunto y al diámetro de las ruedas, de 16" adelante y 15" atrás con neumáticos Pirelli Diablo que se comportan muy bien. Cabe decir que las vibraciones son inexistentes y el motor hace un hermoso canto en alto régimen.

Es un scooter con un centro de gravedad por encima del promedio, pues el motor se sitúa justo en la mitad del vehículo, esto lo hace menos ágil en los cambios de dirección a baja velocidad acusando también un peso elevado (249 kg), pero gana aplomo en vías rápidas y autopistas. En cuanto a la practicidad de un scooter también se queda corto, no cuenta con guanteras y el hueco porta casco es justo para uno integral de tamaño promedio, no cabe un abatible y para llevar algo más terminaremos cargando el morral al igual que en una moto, pero la exclusividad y altas prestaciones son los argumentos que hacen que esto pase a segundo plano y dibuje una sonrisa en nuestro rostro cada vez que abrimos el acelerador.

Aprilia, de la mano de Andes Motors en Colombia, pone el listón más alto en la categoría scooter, un vehículo sin rivales directos que se enfrenta cara a cara a motos deportivas y roadster de mediana cilindrada, argumentando facilidad de manejo, confort y protección aerodinámica.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top