Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Benelli TreK 1130

Benelli TreK 1130

La naturaleza humana nos lleva a buscar emociones cada vez más fuertes, como una adicción que nos obliga a pasar a un nuevo nivel que supere las expectativas de la primera experiencia. Empiezas en el mundo de las motos en un pequeño scooter y cuando te das cuenta estás en una bestia de más de 100 caballos de potencia, con tantas prestaciones que difícilmente le encontrarás el límite y aún así, quieres más.

En el mundo del alto cilindraje encontramos un segmento que crece vertiginosamente gracias a la atractiva oferta de los fabricantes más importantes del orbe, las maxitrail, motos polivalentes capaces de llevarnos a vivir las mejores aventuras, combinando confort, prestaciones y confiabilidad. En esta categoría se ubica la Benelli Tre-K 1130, una moto con tanta personalidad como historia de marca.

Luego de que Benelli resucitara y entrara a formar parte del gigante asiático Keeway, la marca pone en escena a un ejemplar que aunque se ubica en el mismo segmento que la BMW R 1200 GS y las nuevas KTM 1190 Adventure, transmite sensaciones completamente diferentes. Su principal baza es la configuración del motor de tres cilindros, comparable únicamente con la Triumph Tiger 1050, que le entrega un equilibrio perfecto entre unos buenos bajos y una estirada casi infinita.

La marca italiana se ha caracterizado por presentar motocicletas con una estética rompedora, y la Tre-K 1130 no es ajena a ello, se destaca el agresivo frontal, el chasis multitubular y las atípicas líneas del depósito con el sello del aniversario número 100 de Benelli, rematando con un colín afilado que lleva en la parte central el escape tres a uno. El motor de tres cilindros en línea es capaz de producir 123.2 caballos a 9.000 rpm y un par motor 112 Nm a solo 5.000 vueltas del motor, que traducido al castellano significa una excelente respuesta en bajo régimen y la velocidad final casi de una deportiva. La Benelli Tre-K 1130 es compacta y de reducidas dimensiones frente a sus rivales, lo que la pone al alcance de muchos usuarios de talla promedio y permite una posición de manejo natural y relajada gracias a su cuidado triángulo ergonómico, y al confort que transmite el asiento de doble nivel con relleno en gel. El cuadro de instrumentos análogo y digital entrega la información necesaria e incluye un interruptor denominado Power Control, que al accionarlo limita la entrega de poder para hacerla más dócil en zonas de poca adherencia.

Benelli TreK 1130

En marcha

Al arrancar el motor se alteran los sentidos, el propulsor genera un inconfundible sonido que incita a abrir el acelerador y desbocar los caballos que se esconden bajo el chasis. Sin más preámbulos iniciamos la marcha con mucha expectativa gracias a las buenas sensaciones que nos transmitió la TNT Century Racer 899. Abrimos el acelerador, y al igual que con la naked de Benelli, la respuesta llegó inmediatamente, una primera muy larga para engranar la segunda marcha que es capaz de llevarnos por encima de los 120 km/h antes de alcanzar las 9000 rpm. Sin darnos cuenta ya estábamos en el siguiente semáforo. De nuevo repetimos la operación y confirmando que sus prestaciones están más allá de lo que la ciudad puede soportar, salimos de la selva de cemento en busca de mayores emociones. 

En carretera la Tre-K se siente en su hábitat natural, el motor tricilíndrico empuja endemoniadamente llevando el velocímetro a marcar cifras que no podemos anunciar por este medio, donde, por ejemplo, puedes mantener una velocidad de crucero de 150 km/h en tercera marcha sin que vaya muy arriba de vueltas. La cúpula ofrece una buena protección aerodinámica ajustándolo en la posición más alta, que además aporta a la estética haciéndola lucir más agresiva. Dejando que nuestro instinto animal fuera satisfecho, iniciamos una búsqueda insaciable de las máximas prestaciones de nuestra invitada, cada vez alcanzando emociones más fuertes como el niño en el parque de diversiones que empieza en el carrusel y termina de cabeza en la montaña rusa. Nuestra mirada en el horizonte y los cinco sentidos puestos en la vía mientras el cuentavueltas llegaba a la línea roja, una marcha más y de nuevo el acelerador a fondo hasta que finalmente encontramos el límite!, el nuestro, no el de la Tre-K. 

El emocionante rugir del tricilíndrico en medio y alto régimen te llevan a un nuevo nivel de placer, en el que te olvidas del mundo real, y aunque no sepas hasta dónde puede llegar el tricilíndrico italiano, quedas satisfecho.

En vías sinuosas y de montaña la Benelli se siente a gusto, cuenta con una parte ciclo configurada para un comportamiento deportivo, las suspensiones son algo rígidas pero absorben con naturalidad las irregularidades de la vía, atrás se puede ajustar de manera manual y elegir la dureza dependiendo del tipo de conducción y peso con el que se transite. Cruza como una súper sport pero sin necesidad de que "saques rodilla", el reparto de pesos equilibrado y centro de gravedad alto te transmiten confianza, gracias también a la respuesta del motor en medio régimen. El sistema de frenos es excelente, adelante monta doble disco flotante de 320 mm con pinza radial de 4 pistones de muy buen tacto y respuesta, y atrás un disco de 240 mm con pinza de dos pistones que puede bloquear la rueda si te pasas con la presión.

La Benelli Tre-K 1130 es una trail de carretera, un poco GT y muy divertida, una combinación de manejabilidad, prestaciones y confort, compacta para el uso diario y  potente y cómoda para largos viajes con o sin acompañante. Una moto a la que difícilmente le encontrarás el límite pero capaz de satisfacer tus instintos naturales.

Motos Benelli | TreK 1130
 

Back to top