Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Benelli TNT 300

Son pocas las marcas en el mundo que pueden presumir una historia de más de cien años. Benelli es una de ellas, una firma que con una trayectoria envidiable en la historia de la competición y el apoyo económico de su nuevo aliado en Asia, puede lograr ejemplares muy interesantes a precios realmente competitivos, justo en el momento en que la economía da pasos gigantes hacia atrás.

Bajo la denominación TNT que llevan las más grandes de la casa italiana, Benelli se ha inspirado para fabricar una moto de fácil acceso pero que mantuviera el ADN que ha convertido a la marca, a través de la historia, en un ícono del motociclismo mundial. El resultado es la TNT 300, una naked de formas compactas y líneas modernas, que satisface la demanda en el creciente mercado de motos de entrada a las marcas más prestigiosas del planeta.

No se trata de un nuevo modelo, la TNT 300 es la misma BN 302 presentada hace pocos años. Pero no es sino hasta ahora, cuando la marca da claras muestras de estabilidad en el mercado colombiano, cuando decidimos ponerla a prueba y conocer las virtudes de la más pequeña de la serie, que surge como resultado de su alianza con Keeway en China. Y la verdad, los ingenieros de la marca han logrado imprimir la esencia de Benelli y trasladar esa experiencia a la factoría asiática que se encarga de su producción.

ESTÉTICA

Minimalista, así podríamos describir a la TNT 300, una moto con suficientes argumentos para atraer la atención sin que nada resulte exagerado. Prescinde de todo lo innecesario, los plásticos son apenas justos para conseguir una armonía visual entre todas sus piezas, con ligeras semejanzas a sus hermanas mayores. Se destaca el chasis tubular con la incorporación del amortiguador trasero por el lateral derecho y el escape ubicado en la parte baja del propulsor, que nos recuerda a la Kawasaki ER6 N. Es una naked de aspecto moderno y tamaño promedio en la categoría, donde sobresale por las dimensiones del depósito de combustible y el agradable sonido de su propulsor bicilíndrico.

MOTOR

Benelli ha dotado a la TNT 300 de un confiable motor de dos cilindros en línea refrigerado por líquido y alimentado por inyección electrónica de combustible. Declara una potencia máxima de 37 CV a 11.500 rpm y un par motor de 27 Nm a 9.000 revoluciones por minuto lo que refleja que es una moto que trabaja alegre en alto régimen. El escape central dos a uno es una obra de ingeniería, no solo ha sido diseñado para lograr el máximo desempeño del propulsor sino también para brindar una sinfonía al oído. La caja es de 6 velocidades muy bien escalonadas para que la aceleración sea directamente proporcional con la curva de potencia y alcanzar una excelente velocidad final que en nuestras manos estuvo cerca de los 180 km/h.

SENSACIONES

Las marcas icónicas siempre son emocionantes, no importa la cilindrada o el estilo. Benelli no defrauda con la TNT 300, desde que te acercas a la moto te encuentras con detalles típicos de las motos italianas como el sello en los laterales del depósito de combustible o el costado derecho del cárter y los discos lobulados en el tren delantero así como los buenos acabados de todas sus piezas. A bordo de la TNT 300 te sientes a gusto, la altura del asiento y el buen mullido te reciben amablemente permitiéndote tomar una posición de manejo natural con las piernas flexionadas un poco más allá de los 90°. La visualización del cuadro de instrumentos es correcta y la iluminación de fondo también, permitiendo leer los datos en el día o en la noche con solo echar un vistazo sin perder la atención en el camino.

Al poner en marcha el motor resalta una de sus virtudes, el bicilíndrico en paralelo junto al escape central, producen un agradable ronroneo que se acentúa a medida que sube de vueltas el motor, y es esta una de las principales características de las marcas europeas al transmitir sensaciones que inician con la sinfonía de los propulsores. La caja de cambios se acciona fácilmente y el conjunto se torna dócil al iniciar la marcha. La TNT 300 acelera sin titubeos desde cero subiendo el cuentavueltas hasta la línea roja para alcanzar la velocidad máxima que en condiciones óptimas es de 180 km/h, una excelente cifra para una 300cc.

La maniobrabilidad es una de sus cualidades, es ligera, cuenta con un amplio radio de giro que permite hacer cambios de dirección y ratonear en medio del tráfico fácilmente, además, la altura del asiento hace que alcanzar el suelo con los dos pies sea algo natural. La TNT 300 está equipada con frenos de disco en los dos ejes, adelante monta dos discos lobulados de 260 mm con pinzas de anclaje radial de 4 pistones opuestos y atrás un disco de 240 mm con mordaza de doble pistón. La suspensión delantera es invertida y la posterior es un monoamortiguador con ajuste hidráulico de extensión y precarga del muelle, que permite modificar su comportamiento de acuerdo con el peso o estilo de manejo.

En general la Benelli TNT 300 está correctamente equipada para uso diario y escapadas de fin de semana, asegurando diversión gracias a las buenas sensaciones del motor y a la equilibrada parte ciclo, que en vías rápidas, carreteras de montaña o en ciudad, se ajustan a la medida del usuario.

Benelli asegura su participación en el mercado con la TNT 300, una moto de bonito diseño, prestaciones deportivas y el sello de una marca legendaria que ahora crece para llevar emociones a nuevos usuarios alrededor del mundo.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top