Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

BMW S1000R

Moto BMW S1000R

Aunque se deriva de la deportiva de la marca bávara, la nueva s1000r es una moto completamente nueva, un acierto de BMW al combinar estética, prestaciones y tecnología, logrando en esta streetfighter la polivalencia de un vehículo para uso diario.

Es más que una S1000RR sin carenados, BMW Motorrad, como fabricante experto de motocicletas, ha desarrollado un espécimen de esos que tan de moda están por estos tiempos, las naked deportivas, que heredan la tecnología de sus hermanas de pista pero se hacen más dóciles y amigables para diferentes tipos de usuarios.

BMW S1000R

El 2014 ha sido un año lleno de sorpresas, los nuevos modelos de cada marca hacen su arribo casi a la par que lo hacen en otros países, por lo que ya no hay que esperar, como sucedía hace algunos años, para tener lo mejor de lo mejor a la mano. La nueva BMW S1000R se presentó algunos meses atrás junto a otras grandes de la marca alemana, tuvimos la oportunidad de hacer algunos kilómetros sobre ella pero las condiciones de la vía y el tráfico no nos permitieron disfrutarla de verdad. Disponer de la unidad de prueba sin limitaciones, cambia completamente el panorama y nuestra la percepción de la moto es otra.

ESTÉTICA

Qué buen gusto!, es innegable que la S1000R es una moto realmente bella, todos los detalles están correctamente ubicados y el ADN de la deportiva que se deriva no se puede ocultar. El frontal con óptica asimétrica, como es costumbre en BMW, brinda una apariencia agresiva y moderna, diferente a cualquier otra naked del mercado, dejando a un lado elementos innecesarios pero incorporando la mejor tecnología y equipamiento de seguridad. Se destacan los deflectores laterales, la combinación de colores y los discos flotantes con pinzas radiales heredados de la RR. La S1000R utiliza el mismo chasis de la deportiva pero con una geometría de la dirección menos agresiva y 22 mm más de distancia entre ejes.

MOTOR

Como ya sabemos, monta el tetracilíndrico de 999 cc pero ha sido "castrado" hasta los 160 CV, 33 caballos menos que la deportiva hecha para ir más rápido, pero con una mejor entrega en bajo y medio régimen. Para lograrlo se modificó el calado de la distribución por lo que ahora sube menos de vueltas que la RR (2.000 rpm por abajo) y se adaptaron los mapas de la inyección de manera específica para hacerla más dócil y fácil de llevar. Con estas modificaciones bastó a los alemanes para cambiar por completo el carácter de la moto, haciéndola más manejable en ciudad pero lo suficientemente potente para un día de diversión.

EN MARCHA

En el primer contacto con la S1000R durante la presentación organizada por Autogermana, las impresiones no fueron las mejores debido a una ruta con demasiado tráfico y unas condiciones limitadas. Derivada de una de las deportivas más potentes del mercado, la S1000R es capaz de satisfacer los gustos de pilotos expertos pero dócil para ser conducida por los que vienen de ligas menores. La posición de manejo no es forzada, monta un manillar de mayores dimensiones y un asiento confortable ubicado seis milímetros más abajo. El motor es completamente lleno en la parte baja del cuentavueltas por lo que en la ciudad se mueve con facilidad, empuja con decisión en cualquier marcha con solo ir ligeramente por arriba del régimen del ralenti. Pero si lo que quieres es diversión, basta con llevar la aguja por arriba de las 6500 revoluciones por minuto para sentir que vas en un cohete.

El motor funciona de manera impecable, no hay vibraciones, ni ruidos, al igual que la caja de seis velocidades y el embrague con sistema Anti-Hopping de accionamiento mecánico, suave y preciso, evidenciando la calidad de la manufactura de los alemanes de BMW Motorrad. La sensación de agilidad se nota desde los primeros metros permitiendo maniobrar fácilmente en medio del tráfico, solo limitado por el escaso radio de giro, que es tal vez el único punto débil de la moto. Transitando por vías rápidas, la streetfighter alemana es un verdadero misíl, es increíble cómo el motor de cuatro cilindros empuja tan bien desde abajo, haciendo casi innecesarios los cambios de marcha para hacer adelantamientos. La moto de serie cuenta con dos modos de potencia, Rain y Road con una gran diferencia entre ellos, el primero entrega 136 CV de manera progresiva y suave mientras que en el segundo la curva de par está al máximo. BMW Motorrad dispone de un kit deportivo opcional que ofrece dos modos de motor, Dynamic y Dynamic Pro, Control de Tracción en función del ángulo de inclinación (DTC), cambio semiautomático y control de crucero.

La S1000R es capaz de superar con naturalidad la barrera de los 240 km/h donde solamente depende de la capacidad de cada piloto para resistir el embiste del viento, pues el motor sigue estirando como si no tuviera límite y sin una cúpula no tienes cómo esconderte. A alta velocidad se nota la herencia de la RR, pues el chasis se comporta de maravilla al igual que las suspensiones y frenos, diseñados para resistir el uso deportivo a nivel profesional y una potencia de casi 200 caballos, por lo que puedes trazar cada curva como te plazca, incluso corrigiendo en plena marcha sin que la S1000R se inmute, gracias a todas las ayudas electrónicas derivadas de la superbike.

La S1000R es una de las mejores naked del mercado, atractiva, moderna y con mucho estilo, una moto que cumple con la finalidad de una deportiva pero con una posición de manejo y entrega de potencia dosificable, que la hace perfecta para el uso diario o un fin de semana de diversión.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top