Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

S1000 XR | BMW

BMW S1000 XR

La más reciente creación de la marca bávara aúna lo mejor de dos de los mundos que conoce a la perfección. El espíritu rutero de sus "GSs" y la deportividad de la serie S, logrando una moto capaz de cumplir con las expectativas de usuarios jóvenes que buscan aventura y velocidad.

BMW se vale de una de las referencias más emocionantes de su portafolio para crear una moto completamente nueva que amplía su espectro de usuarios a nuevos segmentos. De la superdeportiva S1000RR deriva la S1000R, la naked de cuatro cilindros de la casa que da vida a la primera trail de asfalto de la marca alemana, la nueva S1000XR.

Como todo vehículo firmado por BMW, la nueva S1000XR goza de toda la tecnología, diseño y calidad a los que nos tiene acostumbrados la marca. La base de inicio para esta nueva deportiva de aventura es la S1000R que se ha adecuado correctamente para lograr la apariencia de una trail con el corazón deportivo que hará las delicias de quienes aman las carreteras sinuosas de montaña y descubrir nuevos destinos.

Pero para qué diseñar una trail de asfalto si la serie GS es líder mundial en las motos de aventura?, en mi humilde opinión, creo que simplemente es para ganar un público más joven que piensa que las GS son aburridas y así meterse en el terreno de la Ducati Multistrada 1200, la Aprilia Caponord 1200, la Tiger Sport 1050 o la recién llegada MV Agusta Stradale 800 por hablar solo de las europeas, aunque la dominante en el segmento en el país es la Kawasaki Versys 1000. BMW se planta justo en la mitad, a 200 cc de sus rivales con un excelente nivel de equipamiento y una apariencia que no deja indiferente a nadie.

S1000XR

ESTÉTICA

Las líneas exteriores de la S1000XR transmiten deportividad y a pesar de su carácter inspirado en las GS, es inevitable su relación con el modelo base que aporta ese aspecto moderno y 100% asfáltico. La S1000XR combina correctamente elementos de las tourer, GS y roadster de BMW logrando una moto con buena protección aerodinámica, mayor distancia libre al suelo, posición de manejo ergonómica, suspensiones de largo recorrido, capacidad de montar maletas para equipaje, carenajes afilados y colín deportivo.

A pesar de que el carenaje frontal es simétrico las luces siguen la línea asimétrica característica de BMW como en la S1000RR.

MOTOR

El encargado de brindar sensaciones deportivas acordes con su estética, es el propulsor de 4 cilindros en paralelo que se deriva de la superbike de la marca, pero con una potencia reducida a 160 CV a 11.000 rpm y un par motor de 112 Nm a 9.250 rpm. Con una entrega progresiva que en conjunto con el acelerador completamente electrónico y los modos de conducción disponibles, Road y Rain, aunque también está disponible el paquete opcional PRO que incluye dos modos adicionales además del ABS Pro y control de tracción DTC, la S1000XR es una moto que se puede usar a diario y la vez capaz de brindar suficientes alegrías en carretera abierta.

Felipe franco bmw s1000xr

EN MARCHA

Con una altura al suelo superior que la roadster, la S1000XR permite adoptar una posición de manejo natural con espalda recta, piernas ligeramente flexionadas y brazos relajados gracias a la altura del manillar. El asiento de buen mullido y reducido en la parte frontal, facilita el acceso y posibilidades de maniobrar a baja velocidad o en parado.

El propulsor emite un agradable sonido, típico de un tetracilíndrico, que despierta las emociones tan pronto cobra vida. El acelerador electrónico en conjunto con el embrague y caja de cambios, son un derroche de suavidad y precisión, que responden correctamente ante cualquier insinuación del piloto. Esto hace que la conducción sea tan placentera o agresiva con el conductor lo quiera.

La BMW S1000XR cuenta con una parte ciclo de primer nivel, aunque las suspensiones las comparte con la roadster, el tarado y recorrido son completamente diferentes, 150 mm adelante y 140 mm en el eje posterior, lo que la hace más confortable para largos recorridos y para enfrentar vías con asfalto irregular o incluso algunos kilómetros off road. Los frenos son los mismos de la S1000R, adelante dos discos de 320 mm mordidas por pinzas radiales de 4 pistones y atrás un disco de 265 mm con pinza de dos pistones y sistema ABS. El chasis ha sido ligeramente modificado en sus cotas para ofrecer la conducción combinada entre deportiva y de aventura, con una distancia entre ejes ligeramente superior al igual que el ángulo de dirección.

A diferencia de las otras trail similares, la BMW monta los escapes en la parte baja, lo que permite aprovechar al máximo el espacio en los laterales, para maximizar la capacidad de carga de los maleteros.

La S1000XR es una moto intuitiva, basta estar unos minutos sobre ella para sentir que ha sido hecha a nuestra medida, es dócil, ligera y muy fácil de llevar incluso en medio del tráfico diario en el que las reducciones de velocidad y cambios de dirección son constantes, y donde la entrega progresiva de potencia hace que el manejo sea placentero. Pero no nos podemos engañar, bajo ese aspecto dócil hay una bestia que despierta a medida que aumentan los latidos del corazón, y la voz silenciosa del tetracilíndrico se convierte en un rugir cuando las revoluciones se acercan a la línea roja. El carácter derivado de la S1000R está intacto, la nueva trail asfáltica de BMW no defrauda para quien busca deportividad y altas dosis de adrenalina, con una respuesta impecable en todo régimen sobrepasando sin problema los 220 km/h sin que se vea afectada la seguridad.

La nueva BMW S1000XR es un derroche te tecnología y diseño, una moto polivalente con suficientes argumentos para lograr el éxito de la serie GS, en un segmento ávido de nuevas propuestas y usuarios que buscan deportividad y capacidades ruteras.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top