Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Kawasaki Ninja 300

Kawasaki Ninja 300

La palabra ninja se convirtió en referente de deportividad, con una historia de casi treinta años desde la primera versión, Kawasaki ha sabido dar en el blanco con cada nueva referencia, y en el caso de la 300, ha superado las expectativas ya que además de su acertada estética, las prestaciones son fulminantes.

Kawasaki Ninja 300

Luego del éxito de la Ninja 250 en el mercado colombiano, donde prácticamente no ha tenido rivales, la marca japonesa con una visión del futuro, se adelanta a la competencia con una versión completamente nueva y de mayor rendimiento, justo cuando Honda lanza su CBR 250. Con la nueva cilindrada, la nueva Ninja 300 vuelve a quedar en una nueva categoría con el camino libre para seguir ganando seguidores pero ahora con mejores argumentos que hacen honor a su nombre.

En pleno Salón del Automóvil las directivas de Auteco nos invitan a probar la nueva Ninja en el Autódromo de Tocancipá, una jornada rápida en la mañana para cumplir con los compromisos en la tarde en Corferias. 4 unidades de color blanco estaban dispuestas para la prensa e invitados y 2 ejemplares de la versión 250 que hacen parte de la Ninja Cup. Tras la presentación por parte del personal de Kawasaki, nos damos a la tarea de probar en pista las virtudes anunciadas.

Decido girar primero en una 250 mejorada con algunos accesorios frente a la versión original, para tener un punto de referencia claro al subirme a la 300. Basta con poner la primera marcha y abrir el acelerador en la nueva Ninja para notar la diferencia, inmediatamente se dibuja una sonrisa en mi rostro, decido detenerme y repetir la operación, nuevamente y de manera natural, al abrir el puño derecho se vuelve a dibujar la sonrisa, y a mayor aceleración, la sensación era mayor, creo que sin exagerar alcancé a rozar mis orejas, era inevitable.!

Una vuelta para calentar neumáticos probar la suspensión y frenos, y de ahí en adelante, a disfrutarla. La nueva Ninja 300 ofrece una entrega de potencia lineal muy superior a la 250 a pesar de girar al mismo régimen, el motor bicilíndrico de 296 cc aumenta 6 CV y ofrece un par motor mucho mejor en todo el rango de revoluciones lo que permite disfrutarlo sin exigir a fondo el propulsor. El chasis ha sido reforzado para ganar rigidez y recibe al motor sobre anclajes de goma reduciendo consideramblemente las vibraciones para un mayor confort en marcha, por eso ahora monta estriberas en aluminio que le dan un mejor look pues ya no son necesarios los de goma de la versión anterior. Otra importante novedad es el nuevo embrague antibloqueo que ayuda al apurar las frenadas evitando derrapes de la rueda trasera, el sistema de rampas permite montar resortes más blandos consiguiendo gran suavidad en la leva izquierda.

Estos aportes de la nueva versión 300 permiten disfutar el manejo con mayor seguridad, en la pista alcanza una velocidad muy superior a la 250 y un paso por curvas más preciso, permitiendo rozar el asfalto con el slider del mono sin ningún esfuerzo. La sensación era tan intensa que la moto la tuve durante toda la jornada mientras los demás invitados se turnaban las tres unidades disponibles, solo volví a los pits cuando mi cuerpo no daba más, y gracias a los directivos de Kawasaki, de una vez me entregaron la moto para la prueba siendo el primer medio especializado en tenerla.

Las fotos ya estaban hechas, más de 50 vueltas en el Autódromo garantizaban un buen promedio para la publicación. Ahora llevamos la nueva Ninja 300 al ambiente donde seguramente pasará más tiempo, en la ciudad y por vías interurbanas, en la autopista alcanzamos 170 Km/h y a menor altura sobre el nivel del mar seguramente rozará los 180. Una excelente cifra para la cilindrada evidenciando el desarrollo del nuevo motor y el comportamiento general del conjunto. En la ciudad se mueve sin problemas, aquí se agradece la suavidad del embrague que evita la fatiga en la mano izquierda al parar y arrancar con frecuencia en medio del tráfico.

En cuanto a la estética, no pudo ser más acertada, la experiencia de la marca japonesa le ha permitido basarse en sus mejores modelos para aportar cada uno al look racing de la Ninja 300, por ejemplo la branquias del carenaje y el diseño de los rines han sido basados en la ZZR 1400. Es una moto de cuerpo promedio que da la sensación de ser de mayor cilindraje y a pesar de su línea radical, la posición de manejo es agradable y la altura del asiento permite llegar al suelo con facilidad. 

La nueva Ninja es la puerta de entrada a las motos verdaderamente deportivas, con una estética inspirada en las grandes de la casa y unas prestaciones suficientes para causar alegrías a sus nuevos conductores, ya sea para el uso en ciudad, en carretera o en pista.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top