Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Kawasaki Versys 1000

Kawasaki versys 1000

Zona de confort
Encontrar una moto que sirva para todo no es fácil. Si corre mucho no va bien en ciudad o si es urbana se queda corta en carretera y qué decir si nos topamos con una vía sin asfaltar!. Los ingenieros de Kawasaki han logrado un correcto equilibrio entre prestaciones, confort y polivalencia y lo han bautizado Versys, que en la variante de un litro llega a su máxima expresión, haciendo que todo resulte tan fácil como intuitivo.

Las nuevas Versys fueron las estrellas del pasado Salón del Automóvil en Bogotá en el stand de Kawasaki, y no era para menos, pues el legado de sus predecesoras abrió el camino a una nueva raza que encuentra su zona de confort al garantizar las sensaciones de la saga además de aportar una renovada estética mucho más deportiva.

ESTÉTICA

La nueva Versys 1000 ha sido desarrollada a partir de su predecesora que fue lanzada en 2010, manteniendo el exitoso y confiable motor de cuatro cilindros en línea derivado de la serie Z. El cambio radical lo hacen los plásticos que renuevan completamente el frontal adoptando una mirada simétrica con rasgos deportivos a partir de las ópticas, con una clara inspiración en las Ninja de la casa. Por su parte el carenado mejora la protección aerodinámica y el visor se puede regular en altura de acuerdo al gusto o necesidades del piloto.

Las mejoras van más allá de un simple lavado de cara, la nueva Versys 1000 cuenta con cambios ergonómicos, mecánicos y de su parte ciclo, que en conjunto logran encontrar ese equilibrio que la hace perfecta para largos viajes por carretera sin dejar de lado su polivalencia para usar a diario.

MECÁNICA

El cuatro cilindros de la marca que montan las Z1000 y Z1000SX ha sido optimizado y cuenta con nueva electrónica para la gestión además del control de tracción. La intervención del sistema de inyección le ha permitido lograr un ligero aumento de potencia pasando de 118 CV a 120 CV con una leve reducción del consumo de combustible, lo que aumenta la autonomía casi hasta 400 km. Ahora puedes elegir entre dos modos de manejo desde el interruptor en el manillar izquierdo, Low que reduce al 75% la entrega de potencia para un uso en ciudad y terrenos de poca adherencia o Full para exigir el propulsor en carretera, que en ambos casos va de sobra. La nueva Versys lleva nuevos silent block que reducen a la mínima expresión las vibraciones, haciendo prácticamente imperceptible cuando el motor está en marcha. El embrague cuenta con el nuevo sistema anti rebote para evitar el bloqueo de la rueda posterior, además es mucho más suave para accionar.

Por su parte el KTRC o sistema de tracción regulable tiene tres posibilidad de uso, siendo el 3 el de mayor intervención. Puede desconectarse totalmente de acuerdo al gusto del piloto y todo se hace desde la piña izquierda que resulta fácil e intuitiva.

En cuanto a la parte ciclo, el bastidor se ha reforzado al igual que el semi chasis posterior para soportar el aumento de carga, ya que la nueva Versys 1000 lleva de serie un sistema de anclaje para maletas laterales, además de la posibilidad de montar un top case como debe ser en una moto pensada para largos recorridos.

EN MARCHA

La nueva Versys 1000 es una moto grande pero es una de las más ligeras de la categoría, pesa solo 250 kilogramos en orden de marcha y el reparto de pesos hace que se sienta aún más ágil. La geometría de la moto ha sido correctamente pensada para brindar un alto nivel de confort tanto al piloto como al acompañante. Cuenta con un generoso y cómodo asiento de doble nivel estrecho en la cintura, que permite adoptar una posición de manejo con espalda erquida y brazos flexionados, correcta para largos viajes por carretera.

El motor es sumamente suave, silencioso y dócil, todo está correctamente ubicado y el cuadro de instrumentos brinda la información completa para un pilotaje seguro. Las levas de clutch y freno disponen de la típica rueda de cinco posiciones para ajustarla al tamaño de la mano del piloto haciendo más fácil su uso. La aceleración es completamente lineal, el motor cuenta con suficientes bajos para evitar el cambio frecuente de marchas cuando se usa en ciudad, parece una moto de menos tamaño y cilindraje cuando conduces en modo Low ya que la reducción de potencia la convierte en una moto para principiantes. Y no se trata de un error de ingeniería, simplemente si hizo así para aumentar la seguridad y facilidad de manejo para el uso diario. Mientras tanto, en el modo Full es posible dibujar una sonrisa al poder hacerlo todo con la mayor tranquilidad posible. Acelera más allá de los límites, cruza con precisión gracias al nuevo guiado de la suspensión delantera con tubos 20 mm más largos lo que la aumenta la rigidez, además el sistema KTRC evita las posibilidades de perder el control.

[GALERÍA]​[GALERÍA]

Back to top