Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

KTM Supermoto 990

Los que crecimos en la década de los 80s fuimos influenciados por una fuerte tendencia a través de la televisión del momento. Los súper héroes, aquellos personajes que vivían una vida normal pero que escondían bajo su apariencia tranquila, poderes extraordinarios. Uno de ellos, aunque ha perdido vigencia en los últimos años, ha sido el mayor exponente de los cómics: Superman, el súper hombre. No sé si el creador de la Supermoto R vivió aquella época, pero de lo que estoy seguro es de que plasmó en una moto la esencia de los súper héroes, logrando un ejemplar que nos obliga a decir, al igual que en la tira cómica, "es una enduro, ¡no!, es una trail, ¡no!, ¡es Súper Moto!.

KTM Supermoto 990

La marca austrica, ahora con la representación de Auteco, presenta una de sus motos más particulares, diferente a todo lo que hay en el mercado. La Supermoto R, que al igual que el ídolo animado, crea confusión, ("es un pájaro, no, es un avión, no, es Superman"), es una moto con diseño, especificaciones técnicas y prestaciones superiores, capaz de divertir al piloto más exigente.

La Supermoto R ha sido diseñada para disfrutar de carreteras de montaña y conducción radical y deportiva, por lo que se ha dotado de componentes de primera haciendo honor a su letra "R". Estéticamente es imposible que pase inadvertida, su apariencia agresiva junto con un tamaño compacto y el imponente sonido de su motor bicilíndrico en V, invita a seguirla no solo con la mirada sino también con el oído. Ha sido construida pensando en el usuario de talla promedio, pero que disfruta sin acompañante, pues aunque el asiento alberga a dos ocupantes, el fuerte torque y el calor que emanan sus escapes, hace que la segunda plaza no sea muy ocupada. La posición de manejo permite tener el control en todo momento, desde aquí se accede a todos los comandos y se visualiza el cuadro de instrumentos, que nos pareció algo parco y poco legible pese a lo completo de su información.

La Supermoto R está dotada de un poderoso motor bicilíndrico en V a 75º, de 999 cc que produce 116 caballos pura sangre, capaces de subir las emociones del piloto más exigente, un motor muy ligero y de tacto explosivo a la hora de abrir el acelerador, además su disposición en V ofrece un excelente poder de retención que al llegar a una curva con solo soltar el puño derecho, baja rápidamente de vueltas sin necesidad de abusar de los frenos. Cuenta con una parte ciclo que permite una manejabilidad excelente, gracias también al manillar ancho en aluminio, suspensión delantera invertida de 160 mm de recorrido y trasera monoshock, ambas firmadas por WP, y una frenada excepcional gracias a su sistema conformado por 2 discos flotantes de 305 mm con doble pinza Brembo mono block fija con anclaje radial de 4 pistones en la rueda delantera y un disco de 240 mm en el eje posterior.

En marcha

Probar una moto nueva siempre será emocionante, y más cuando se trata de una radical como la Supermoto R, que genera una gran ansiedad los minutos previos a la entrega y una satisfacción sin igual a mandos de ella. Al dar arranque al motor despiertan los 116 caballos listos para iniciar la carrera, se engrana la primera marcha y todos empujan al unísono llevándonos a velocidades ilegales rápidamente sin esfuerzo más que el que debemos hacer para sujetarnos al manillar y no quedar sentados en el asfalto. La Supermoto R requiere de un pilotaje suave y sin brusquedades, ya que la parte ciclo está estudiada para extraer el máximo potencial en todo tipo de manejo, con un equilibrado reparto de pesos. Es fácil de llevar pero lo suficientemente briosa para conducción deportiva, pero si se abusa, puede causarnos algún susto.

Pocas motos son capaces de cruzar con la seguridad que aporta la SM R, una respuesta instantánea al abrir el acelerador, que garantiza mantener la punta en la salida de una curva y la mayor precisión al accionar los frenos, donde se destaca también el excelente comportamiento de las llantas Marchesini, que te pegan al asfalto en todo momento.

Para las fotos de acción invitamos a nuestro amigo Christian Benítez de Stunt Way, quien se divirtió como niño con juguete nuevo, y manifestó su satisfacción al sentir la entrega de potencia y respuesta de la Supermoto R, a la que le desactivamos el sistema ABS para lograr invertidos perfectos. "Es todo un juguete, está hecha para divertirse, no es para ciudad ni carretera sino para quemar adrenalina" dijo Christian.

La Supermoto R no oculta el ADN de la marca, cuenta con la estética radical y las prestaciones deportivas que caracterizan a KTM, con componentes de última generación, que garantizan seguridad y confiabilidad bajo cualquier condición de manejo, dispuesta siempre a sacarle una sonrisa tanto a pilotos novatos como expertos.

Luego de una semana a bordo de la Supermoto R, llegó el momento de devolverla al concesionario, donde seguirá, bajo su apariencia tranquila, ocultando los súper poderes que quisieran tener las demás.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top