Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

MV Agusta Brutale 675

MV Agusta Brutale 675

Una obra de arte, diseñada por el Maestro Tamburini (QEPD) a partir de la supersport la F3, no es simplemente una deportiva sin carenados, todas las líneas, desde el faro frontal hasta el colín tienen el toque personal del diseñador italiano, y como parte de la familia Brutale de MV Agusta, la 675, a pesar de su tamaño compacto, mantiene intacto el ADN de las más "Brutales" de la casa.

La MV Agusta Brutale 675 no es un nuevo lanzamiento de la marca italiana, fue presentada hace casi tres años, en el Salón de Milán en 2011. Pero como toda MV AGUSTA sigue siendo un juguete de esos con los que muchos soñamos, además está vigente en el portafolio de la marca y gracias al importador para Colombia, que nos suministró su consentida, tuvimos el privilegio de rodar en una de las motos más interesantes de la mítica marca italiana.

MV Agusta Brutale 675

ESTÉTICA

Como buena italiana el diseño es uno de sus puntos fuertes. La Brutale 675 es de tamaño compacto pero llena de detalles impecables que hacen gala a su marca legendaria. Se destaca la inusual forma de la farola, los laterales que protegen el radiador, las líneas del depósito y por supuesto, los tres escapes en el costado derecho. Además el chasis tubular con motor autoportante y el diseño de las ruedas, complementan una estética digna de una galería de arte.

Como es costumbre en la marca, la Brutale 675 está equipada con componentes del más alto nivel como suspensión delantera invertida firmada por Marzocchi y frenos Brembo con pinzas de anclaje radial que denotan su herencia deportiva. 

MOTOR

Derivado de la F3, el propulsor es el tricilíndrico de 675 cc que alcanza la cifra de 110 CV a 12.600 rpm, es alimentado por inyección electrónica y cuenta con transmisión de 6 velocidades. El par motor se sitúa en 63.6 Nm a 8.600 por lo que asegura una excelente respuesta en medio y bajo régimen. Dispone de cuatro mapas de gestión del motor que permiten ajustarlo de acuerdo a las necesidades o gusto del piloto, Sport, Normal, Lluvia y Custom (S, N, R y C). Todos ellos cuentan con parámetros fijos y el modo "C" (Custom) se puede modificar la entrega de potencia, control de tracción y retención del motor.

EN MARCHA

Uno de los privilegios de este trabajo es probar prácticamente todas las motos que llegan al mercado, de todas las marcas y todas las cilindradas, lo que aumenta la capacidad de entender las diferencias entre una y otra.

La Brutale 675 es menos ruidosa que otras italianas, el funcionamiento del propulsor se nota mucho más fino y agradable al ralenti y en altas emite un sonido como una mezcla de tonos medios, profundos y agudos, algo así como poner a cantar al unísono a Luciano Pavarotti, Andrea Bocelli y Fernando de Lucía, en una obra magistral. La posición de manejo es cómoda, el tamaño reducido de la Brutale permite a personas de talla promedio acceder fácilmente, incluso puede ser conducido por mujeres, pues el bajo peso y centro de gravedad equilibrado, hace que las maniobras a baja velocidad no sean problema.

Sobre la Brutale te sientes a gusto, las aletas del depósito, que parece una nave espacial, permiten que tus piernas queden perfectamente integradas con la moto, la posición es erguida pero la piernas quedan bien flexionadas. El cuadro de instrumentos digital de diseño minimalista te ofrece la información necesaria e incluye los testigos en el flanco derecho. No cuenta con interruptores adicionales a lo comunes, además del selector de modo, lo que la hace una moto intuitiva y fácil de entender.

Rodar en la ciudad es placentero, la respuesta del motor es impecable en un amplio rango del cuentavueltas, solo acusa algo de dificultad el moverse en medio del tráfico denso por el limitado radio de giro (herencia deportiva), algo que no es mayor problema para el perfil del usuario de este tipo de motos. La estirada del motor es excelente, combina la respuesta de los tetracilíndricos que suben mucho de vueltas con el par motor de los bicilíndricos, pero hay que mantenerlo a medio régimen si quieres sentir la respuesta con contundencia. Y hacerlo es fácil, pues el corte de corriente está casi a 14.000 rpm y la potencia máxima a 12.600, así que rodar a nueve mil o diez mil revoluciones por minuto es algo natural para la Brutale.

Las vías abiertas y carreteras de montaña son su hábitat natural, en autopistas se pueden mantener velocidades muy altas ya que el motor invita a llevarlo arriba de vueltas donde es muy divertido. Trazar las curvas es algo intuitivo, como dibujar con un pincel sobre el lienzo, gracias a una parte ciclo que resulta muy efectiva en los virajes rápidos, donde el chasis y suspensiones te mantienen pegado al asfalto, solo en zonas con baches o rizados si vas muy rápido, la suspensión delantera puede llegar a tope. Por su parte los frenos son suficientes, dosificables, de excelente mordiente y buen tacto.

Desafortunadamente la moto solo la tuvimos dos días y uno de ellos estuvo pasado por agua, así que fue poco el tiempo para probar las virtudes de esta hermosa italiana que a todos en la editorial encantó.

La MV Agusta Brutale 675 te ofrece todo lo que necesitas, una moto de estética impecable, ligera y ágil, un motor potente y una posición de manejo natural, lo que la hace perfecta para el uso diario, para una rodada fuera de la ciudad o un día de emociones en la pista. Además con el sello de una de las marcas ícono de la historia del motociclismo.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top