Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Qingqi QMT 250

Qingqi QMT 250

Resultado de la fusión entre el motociclismo de velocidad y el motocross, las supermoto han pasado de la modalidad deportiva a ser uno de los segmentos preferidos por los usuarios en la ciudad. Y argumentos no faltan, pues las características de las motos off road sumadas a las llantas de calle y unas suspensiones más rígidas, logran como resultado una moto divertida, ágil y polivalente, requisitos propios de un vehículo urbano.

Con el interés de satisfacer al usuario que busca una moto que le permita recorrer las vías con una perspectiva diferente, la marca asiática Qingqi que ahora hace parte del grupo empresarial Eljuri (dueño de la operación en Colombia de Kia Motors), presenta una opción muy completa que fusiona correctamente lo mejor de los dos mundos, la QMT 250, una supermotard de talla compacta con un equipamiento correcto para su uso y prestaciones, presentada hace pocos meses como parte de su nuevo portafolio y una de sus principales bazas para competir en el mercado nacional. 

Sin duda la QMT 250 goza de un acertado diseño de inspiración europea junto a una parte ciclo que garantiza alegres sensaciones a bordo, de frente a pesar de su estilizada figura, se ve robusta gracias a las barras invertidas y a la llanta 110 de perfil bajo montada sobre rin de aleación de 17 pulgadas con sendo disco de freno flotante lobulado con pinza de doble pistón. El depósito de combustible con deflectores laterales plásticos proyecta su línea estilizada hacia la parte posterior integrándose con el asiento de un solo nivel angosto pero de buen mullido mientras la parte posterior es rematada por un grupo óptico con sistema led de muy buen gusto y alta luminosidad, y las asideras en aleación para el pasajero. El conjunto desde una vista lateral es muy atractivo y bien logrado, aunque los gráficos lucen algo anticuados y le restan a su carácter deportivo.

Motos Qingqi

La QMT 250 cuenta con un chasis doble cuna rígido muy acorde con las prestaciones de la moto al igual que el resto de sus componentes. Monta frenos de disco flotantes en las dos ruedas, suspensión telescópica hidráulica invertida adelante y monoamortiguador en el eje posterior de buen tarado y correcto ajuste para el uso urbano, aunque si lo que te gusta es salir por las vías llenas de curvas, encontrarás que la QMT tiene más de lo que aparenta para satisfacer tu ego. El motor es un monocilíndrico de 4 tiempos de un solo árbol de levas refrigerado por aceite que produce, según la ficha técnica, 21 Hp a 7500 rpm, con una caja de 5 velocidades que se luce por su funcionamiento preciso, transmitiendo la potencia a la rueda de manera progresiva y sin brusquedades. El sonido del propulsor es suave y de tono grave, que a medida que abres el acelerador entona una melodía agradable que te invita a buscar la zona alta del cuentavueltas. Esto debes hacerlo a oído, pues el tacómetro es bastante impreciso así como el velocímetro.


El puesto de mando permite controlar la máquina sin problema mientras no midas menos de 1.70 mts, cuenta con un manillar ancho y alto que permite adoptar una posición de manejo relajada y transitar en medio de los autos sin rozar con sus espejos. Durante una de las salidas pudimos comprobar la aceleración y su buen par motor que permiten subir rápidamente de velocidad alcanzando los 130 km/h de marcador y con "alientos" para ir aún más rápido, pero sin manera de comprobarlo ya que en este punto el odómetro se queda quieto y a veces vuelve a cero. La sensación de seguridad solo se ve afectada al momento de frenar de emergencia, ya que la buena mordiente de su freno posterior puede bloquear la rueda fácilmente, es cuestión de tacto para pisarlo con la presión correcta. La zona de curvas es su hábitat favorito, aquí se mueve como pez en el agua, trazando cada curva con la precisión de un artista y sin inmutarse ante ante una buenta tumbada. Poco a poco se integra con el piloto mientras nos genera una alta dosis de adrenalina al apurar la frenada cada vez más y lograr algunos derrapes sobre el asfalto.

QMT 250 | supermotard

El motor de fabricación China es una clara muestra del crecimiento del país asiático en tecnología automotriz, pues los que probamos sus motocicletas años atrás, podemos afirmar que cada vez están más cerca de alcanzar el nivel de calidad y las prestaciones de los fabricados en países de mayor tradición. 

La QMT 250 goza de un comportamiento lineal que nos lleva tranquilamente a nuestro lugar de trabajo dentro o fuera de la ciudad, y despierta nuestros sentidos si buscamos su lado deportivo al ofrecernos un comportamiento dinámico muy acorde con su cilindrada y precio, sin duda, una gran alternativa para quienes disfrutan la ciudad desde otro punto de vista.

Back to top