Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Qingqi 421 R

Qingqi 421 scooter deportivo

A pesar de ser un scootero nato, últimamente en la redacción de la revista me habían confiado algunas pruebas de motocicletas de marchas, pero mi espera valió la pena pues además de haber pasado tiempo sin probar un scooter, este Quinqi me confirmó algo, mientras más pruebo una moto de marchas, más me enamoro de los scooters, sobretodo cuando integran diseño, suavidad de marcha y confort.

Y es que llevar cosas en la espalda, colgadas de la moto o amarradas a la parrilla..., ya me hacía falta para los viajes una bodega, un gancho portabolsas y una plataforma para poner mis pies en todas las posiciones que quisiera.

La paradoja consistió en que con el 421 R de Qingqi, un scooter urbano, iniciamos la prueba en un escenario no muy propio para él, la carretera, viaje que hice desde Bogotá hasta Cali, más de 500 km. por carreteras de montaña, pueblos y autopistas donde el scooter se comportó a la altura. Siendo consciente de sus limitaciones, puse rumbo al Tolima sin exigir su motor, un monocilindrico enfriado por aire forzado con dos válvulas de 125cc que entrega su potencia de forma progresiva, muy tranquilo pero confiable, tanto así que subi el Alto de la Línea, más de 3.400 msnm, a un ritmo de acelerador a fondo sin que mostrase síntomas de fatiga, manteniendo suficiente fuerza para ir con el tráfico y adelantar a cuanto camión lento me impedía mantener un promedio de velocidad. En el pronunciado descenso probamos la eficiencia de su frenada que consiste en un disco delantero y un simple tambor atrás, los dos funcionaron bien, el disco frena con contundencia aunque el tambor trasero solo sirve de apoyo al freno delantero. Las suspensiones, horquilla telescópica adelante y monoamortiguador atrás me dieron una grata sorpresa, son suaves para transmitir confort para tan largo viaje pero cuentan con la firmeza suficiente para trazar curvas sin que flaneara en exceso, recordemos que es un ciudadano... En recta con acelerador a fondo y en el Valle del Cauca se vieron 91km/h en el velocímetro, y se mantuvo una velocidad de crucero de 78 km/h que ya caída la noche, donde la sensación de velocidad es mayor y unido a su casi total ausencia de vibraciones, parecía que avanzaba a mayor velocidad. Esta sensación agradable se complementó con la excelente iluminación nocturna ya que monta doble óptica multiconvex que proyecta un amplio haz de luz, a pesar de contar con bombillas convencionales, si tuviera unas H4 su potencia sería aún mayor.

En la ciudad de Cali se probó el scooter entre el tráfico citadino, con total confianza pues ya sabiamos de sobra sus capacidades. El atractivo diseño deportivo captura las miradas de conductores y transeuntes, donde la atractiva carrocería y la pintura con las líneas centrales blancas como un autobot, se hacen notar, esta deportividad también está marcada por las medidas de sus ruedas en rin 13 con 120/70 adelante y 130/70 atrás.

La conduccion a dúo resultó más placentera de lo imaginado ya que se siente mayor aplomo y desaparecen casi todos los movimientos y vibraciones parásitas que transmite la ruta al chasis. El motor no mostró que tuviera que hacer un esfuerzo adicional para acelerar pues en las arrancadas el desempeño fue prácticamente idéntico a cuando se viaja en solitario.

Este 421 R entra a llenar el vacío existente en la oferta de scooters deportivos en Colombia pues su estética es contundente en diseño y estilo, nada parecido a lo ofrecido en el mercado nacional y aunque con su clara vocación urbana, su deportividad te puede llevar fuera de la ciudad.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top