Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Suzuki Hayate

Suzuki hayate

Las soluciones básicas de transporte continúan dominando las cifras de venta en el país. Muchas se utilizan como herramienta de trabajo mientras otras son solo medios de transporte diario. En el segmento street, donde todas las motos parecen "cortadas con la misma tijera", Suzuki hace su apuesta con la nueva Hayate, una compacta utilitaria de atractivo diseño y mecánica justa, que garantiza un excelente desempeño y la mejor relación costo - beneficio.

Las soluciones básicas de transporte continúan dominando las cifras de venta en el país. Muchas se utilizan como herramienta de trabajo mientras otras son solo medios de transporte diario. En el segmento street, donde todas las motos parecen "cortadas con la misma tijera", Suzuki hace su apuesta con la nueva Hayate, una compacta utilitaria de atractivo diseño y mecánica justa, que garantiza un excelente desempeño y la mejor relación costo - beneficio.

Pensando en el usuario que necesita una solución de movilidad para el día a día, las marcas presentan sus modelos de entrada con opciones básicas y poco atractivas. Suzuki da un paso adelante al incorporar, en uno de sus modelos de acceso a la marca, soluciones de diseño acordes con las tendencias actuales, y por primera vez en la categoría, posibilidades de personalización con accesorios originales de fábrica.

La nueva Suzuki Hayate fue presentada en el marco de la Feria 2 Ruedas en Medellín, donde dejó una grata impresión en los visitantes que encontraron el modelo base y las diferentes versiones personalizadas. Pero la marca no solo piensa en la estética pues la Hayate ha sido dotada de un económico y eficiente propulsor y una parte ciclo acorde con el desempeño de la moto, en busca de un correcto equilibrio entre prestaciones y consumo sin acusar un precio elevado.

Estética

La Hayate transmite una sensación de agilidad al primer impacto visual, es de tamaño justo pero lo suficientemente cómoda para el usuario promedio colombiano. El diseño ha sido inspirado en la fluidez y movimiento, logrando un conjunto moderno de líneas afiladas, con todos los elementos perfectamente integrados de adelante hacia atrás, donde los rines de cinco palos en color negro mate generan la ilusión óptica de giro. El motor, escape y asas para el pasajero, también se han decorado en negro mate que contrasta con los colores vivos disponibles en la Hayate.

La parte frontal está dominada por un carenaje que integra el grupo óptico frontal, con una pequeña cúpula negro mate, que protege el cuadro de instrumentos y está flanqueado por las direccionales.

Motor

El corazón de la Hayate es un pequeño monocilíndrico de 112.8 centímetros cúbicos de distribución SOHC y refrigeración por aire, de perfecto funcionamiento en todo régimen. Las vibraciones son prácticamente imperceptibles, tanto que al poner el motor en el punto muerto da la sensación de estar apagado. La transmisión es de cuatro velocidades que se accionan como en las moped, todos hacia abajo y el neutro en la posición más alta. Cuenta con palanca de doble efecto que facilita el accionamiento con el tacón o la punta del calzado, evitando que éste se dañe en la parte superior. La alimentación se deja a cargo de un carburador Mikuni que en el caso de Bogotá, solo exige el uso del choque para arrancar en las mañanas frías.

En marcha

La marca dispuso para la prueba dos unidades, una básica y otra con todo el kit de accesorios que incluye slider, protector de tanque, nuevos gráficos y asiento bitono. La nueva Hayate confirma la sensación inicial, es supremanente ligera, con un asiento a baja altura que permite acceder fácilmente a usuarios de talla pequeña y maniobrar con seguridad en parado. Cuenta con una posición de manejo erguida con manillar alto y posapies correctamente ubicados que evitan flexionar demasiado las piernas. Desde el puesto de mando se accede a todos los interruptores que están en su sitio y son intuitivos, pues ha sido diseñada para nuevos usuarios. El cuadro de instrumentos tiene apariencia de fibra de carbono, un toque exclusivo en una moto de entrada.

El pequeño motor de la Hayate ha sido puesto a punto para satisfacer las necesidades básicas de movilidad. La aceleración es progresiva y sube de vueltas sin problema para mantener una velocidad promedio superior al tráfico urbano, lo que permite hacer adelantamientos con total seguridad. La caja de cambios y el clutch son de suave accionamiento lo que redunda en confort de marcha. La velocidad máxima lograda a la altura de Bogotá fue de 95 km/h, suficientes para llegar a tiempo a cualquier lugar y con un consumo de combustible ridículo frente a los demás vehículos, además es confortable para transitar a dúo, gracias al asiento amplio para dos ocupantes, convirtiendo a la Hayate en una excelente opción de movilidad gracias a su desempeño, estética y relación costo / beneficio.

En el apartado de frenos se nota que la Hayate es una moto de entrada, cuenta son el sistema tradicional de frenos de tambor en las dos ruedas que pese a ser de tacto esponjoso, sobretodo el delantero, son suficientes para detener la moto son seguridad. Por su parte las suspensiones garantizan suavidad en marcha al superar sin problema los baches de la vía. Adelante monta horquilla telescópica hidráulica y atrás doble amortiguador regulable en precarga.

La Hayate es la nueva cara de Suzuki en el segmento de entrada, una moto estéticamente atractiva y de desempeño correcto como medio de transporte o de trabajo, con detalles exclusivos para personalizar y marcar la diferencia.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top