Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Yamaha Tricity 125

Yamaha Tricity 125cc

Yamaha redefine el concepto de movilidad urbana con la nueva Tricity 125, una scooter que eleva a otro nivel la de seguridad, al integrar dos ruedas en el tren delantero sin dejar de lado la sencillez, diversión y facilidad de manejo de un vehículo pensado para la ciudad.

La firma de los diapasones se suma a las marcas con vehículos de tres ruedas, una apuesta para los conductores de autos que buscan una alternativa que aporte mayor versatilidad y economía para el uso urbano pero a la vez seguridad. Yamaha sorprendió al mundo a finales de 2013 con la presentación de su triciclo en Milán, y poco tiempo después para el mercado colombiano durante la Feria 2 Ruedas de 2014, como parte de la "frontera de movilidad personal" que la marca ha trazado en su visión a largo plazo.

El precursor de los scooter de tres ruedas fue Piaggio con el MP3 hace más de 10 años, pero ha dejado la comercialización de la versión 125, por lo que el segmento de entrada ha sido aprovechado por Yamaha convirtiéndose en la primera marca japonesa en hacerlo, apostándole a la funcionalidad antes que a las prestaciones. El proyecto fue liderado por Mr. Kazuhisa Takano quien los desarrolló sobre la base de una YZR-M1 hasta 2010, sirviendo de experiencia para lograr el sistema bautizado como Leaning Multi Wheel Yamaha del vehículo que traemos en esta prueba. El sistema es completamente diferente a lo existente en el mercado (Piaggio, Peugeot, Adiva y Quadro), mucho más simple con paralelogramo de aluminio con doble horquilla telescópica de 33 mm de diámetro independiente en cada eje sin la posibilidad de bloquearlo por lo que requiere del uso del caballete central o lateral para parquear. De esta manera se reduce peso y se evita la sensación de "cabezeo" que algunas similares presentan. La fabricación de la nueva Tricity se lleva a cabo en la planta de Yamaha en Tailandia buscando la reducción de costos y la competitividad.

En cuanto a la estética, podemos asegurar que Yamaha ha dado en el blanco. La Tricity tiene una imagen deportiva marcada por las líneas afiladas del frontal con la óptica integrada al centro y las direccionales en los flancos. Los guardabarros siguen la fluidez del diseño y combinan plástico negro mate con el color de la carrocería. Es la única de las scooter de tres ruedas que cuenta con plataforma plana lo que facilita el acceso y aumenta la capacidad de carga. El depósito de combustible se encuentra bajo el asiento. Las ruedas delanteras calzan neumáticos de 90/80 - 14 y la trasera 110/90 - 12 lo que la hace más ligera y maniobrable. La instrumentación, completamente digital, tiene indicador de velocidad, nivel de combustible, reloj, temperatura exterior, cuentakilómetros total y parcial.

Yamaha Tricity 125cc scooter

MOTOR

La nueva Yamaha Tricity está equipada con un pequeño propulsor monocilíndrico de 4 tiempos y 125 cc con refrigeración líquida y alimentación por inyección electrónica de Yamaha denominado YM-JET. La potencia máxima declarada es de 11 CV.

EN MARCHA

La nueva Yamaha Tricity ofrece una experiencia de conducción inigualable. El sistema de suspensión delantera independiente permite conducir como si de un vehículo de dos ruedas se tratara, pero con una sensación de aplomo y estabilidad antes no conocida. La independencia de las dos ruedas no solo permite inclinar la scooter en las curvas sino también transitar sobre superficies irregulares o a diferente altura con total seguridad. De esta manera se aumenta considerablemente la seguridad ya que es casi imposible que las dos ruedas delanteras derrapen por lo que se puede conducir sobre vías de poca adherencia o pavimentos húmedos sin problema.

Además Yamaha ha integrado en la nueva Tricity un sistema de frenada combinada con pinzas Nissin para mayor seguridad. Al accionar la leva derecha frenan los dos discos delanteros, mientras al accionar la leva izquierda (para el freno trasero en la mayoría de scooter), se intervienen los tres discos. Se puede frenar con las dos manos simultáneamente y el sistema se encarga de repartir la frenada de acuerdo con la presión que se ejerza en cada leva.

Tricity en Marcha

El tamaño compacto de la Tricity y la baja altura del asiento permiten que usuarios de cualquier talla se sientan a gusto. Es posible adoptar una posición de manejo natural lo que hace confortables los recorridos en la ciudad. El pequeño motor ofrece prestaciones de sobra para el uso diario, acelera bien, corre lo suficiente y la parte ciclo está fuera de toda duda. La velocidad máxima "llaneando" es de 100 km/h y cuenta con suficiente capacidad de ascenso gracias a la correcta puesta a punto del variador, lo que permite adelantar o transitar con acompañante sin problemas.

Es imposible conducir la Yamaha Tricity y no ser el centro de atracción. La estética deportiva lograda por los ingenieros de la marca sumado a la novedad de las dos ruedas delanteras, hacen que cada calle se convierta en una pasarela mientras los demás conductores y transeúntes giran sus cabezas al paso de nuestra invitada.

La nueva Yamaha Tricity es una apuesta segura para el uso urbano. Ágil, práctica y ligera, la combinación correcta para quienes buscan un medio alternativo que además les brinde un plus en seguridad frente a las motos y scooter de dos ruedas.

[GALERÍA]​[GALERÍA]

Back to top