Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Yamaha NMax

Yamaha ha sido referente en el segmento scooter en Colombia desde hace décadas. En los 90s aparecieron la Jog 50 y la Axxis 90, en la década del 2000 la BSW 100 se convirtió en superventas y desde 2008 la BWS 125 lidera la categoría. Hoy el turno es para la nueva NMax 155, una scooter de alto nivel tecnológico y completo equipamiento que se presenta en una categoría sin rivales.

La marca de los diapasones representada en Colombia por Incolmotos Yamaha, la tiene clara con la nueva NMax 155. Es la más pequeña de la serie Max (aunque en Europa se comercializa la versión 125), pero la tecnología que incorpora está en otro nivel frente a lo que tenemos en nuestro mercado, poniendo nuevamente el listón más alto en la categoría.


La nueva Yamaha NMax complementa la serie en la que se comercializa en el resto del mundo, la XMax 250 y 400 y la TMax 530, la scooter deportiva más vendida en la historia. De éstas hereda no solo el apellido sino también el nivel tecnológico para que sus prestaciones sean superiores a las demás scooter de baja cilindrada, por lo menos en Colombia, ya que ninguna otra cuenta con características similares. 

ESTÉTICA
La apariencia de la NMax rompe el molde que conocemos. Las líneas elegantes pero a la vez deportivas hacen que sea atractiva para un mayor número de personas, principalmente para quienes buscan una solución de movilidad, alternativa al carro, para los días de pico y placa, que finalmente se convierte en vehículo principal. Cuenta con una carrocería que a primera vista parece pequeña pero que desde el puesto de mando cambia la percepción. Ha sido correctamente diseñada para albergar a usuarios de diferentes tallas, la plataforma permite estirar las piernas adoptando una posición similar a la de una megascooter y el acompañante dispone de suficiente espacio y estriberas abatibles para mayor confort. El frontal es minimalista, de líneas suaves y acabados de primer nivel, monta una pantalla desvía brisas en color ahumado de reducidas dimensiones que más que protección, ofrece una estética moderna. Detrás de éste se encuentra el cuadro de instrumentos digital de una sola esfera con completa información, en el que solo se echa de menos el indicador de temperatura del motor.

 

La NMax no cuenta con plataforma plana, lleva túnel central en el que se ubica el depósito de combustible con buena capacidad que sumado a su bajo consumo permite una autonomía de 200 kilómetros en promedio. El asiento de doble nivel da acceso al hueco portacasco en que cabe uno de tipo jet y algunos objetos más, que junto a la guantera frontal sin cerradura complementa la capacidad de carga. La parrilla posterior permite el montaje de un top case y además sirve como asas de sujeción para el pasajero. Monta neumáticos de 13 pulgadas de perfil bajo que le otorgan un gran comportamiento.


MOTOR
El encargado de mover a la nueva NMax es un motor de un solo cilindro de 155 centímetros cúbicos. Está alimentado por inyección electrónica y cuenta con refrigeración por líquido, además, y por primera vez en un vehículo de esta cilindrada, Yamaha la ha dotado de sistema de apertura de válvulas variable (VVA), que optimiza su desempeño en todo régimen con el mínimo consumo de combustible. La potencia declarada es de 14.8 HP a 8000 rpm que se transmite a la rueda trasera mediante sistema CVT o variador automático.

SENSACIONES
Las scooter son los vehículos urbanos por excelencia y la NMax, además de reunir todas sus bondades le suma una posición de manejo confortable y unas prestaciones brillantes sin acusar un consumo elevado. La primera impresión a bordo es de estar sobre un vehículo de alta calidad. Los acabados, pintura y ensamble entre las piezas denotan una excelente manufactura que con las reducidas vibraciones del propulsor aseguran una marcha tranquila y suave. La NMax goza de una excelente aceleración, prácticamente cualquier cosa de dos ruedas que circula en la ciudad se queda plantada al cambio del semáforo a verde, superando los límites legales sin ningún problema. La velocidad máxima a nivel del mar está por arriba de 120 km/h, pero a la altura de la capital la escasez de oxígeno le pasa factura limitándola a solo 106 km/h. Para muchos es menos de lo esperado pero con la rapidez que los alcanza, no tiene rivales en la categoría y se puede enfrentar incluso a motos de mayor cilindrada.

La agilidad en la NMax está garantizada, el radio de giro y el tamaño de los neumáticos le permite moverse entre el tráfico fácilmente para lograr la posición de privilegio en los semáforos. Además la escasa altura del asiento, solo 765 milímetros, hace que las maniobras en parado sean juego de niños y que personas de baja talla accedan sin problema. Como aporte a la seguridad, Yamaha ha dotado de serie a la NMax con sistema de frenos ABS y discos en las dos ruedas, lo que garantiza una frenada precisa y confiable incluso en superficies de baja adherencia.

Aprovechamos los días que tuvimos disponible la Yamaha NMax para salirnos del entorno urbano y darnos una vuelta por carretera. Tomamos una ruta de casi 200 kilómetros que combina carreteras de montaña y autopistas y un descenso hasta menos de 400 msnm. Aquí probamos al límite a la pequeña Max en todos los apartados. Uno de los puntos a favor es la excelente autonomía para este tipo de vehículos, ya que recorre un promedio de 200 km con el depósito lleno y hace 133 km/galón con acelerador a fondo. La parte ciclo conformada por una horquilla telescópica hidráulica adelante y dos amortiguadores en el tren trasero (sin precarga) de muy buena puesta a punto para ciudad, se comen cuanto bache se encuentre en el camino, sin embargo, en curvas rápidas, alcanza a navegar. Al llegar a "tierra caliente", donde el oxígeno permite que el propulsor respire mejor, gozamos de mejores prestaciones y velocidades cercanas a 115 km en llano, aquí se disfruta el paseo gracias a la ergonomía que luego de varias horas a bordo no ha pasado factura. 

Al final del día nos queda un agradable sabor al encontrar un vehículo que cumple con las expectativas en cuanto a desempeño, seguridad y economía, que seguramente satisfará a quienes saben apreciar las bondades de una scooter sobre el bajo costo de adquisición de una utilitaria.

[GALERÍA][GALERÍA]

Back to top