Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

KTM 1050

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

La pequeña de la familia maxitrail de KTM llega a nuestras manos y una vez más la marca austriaca nos muestra que sabe lo que hace, al entregarnos una moto de entrada a esta familia de aventura pero con los genes de sus hermanas mayores.

La 1050 es el primer paso en el mundo de las grandes de KTM con una clara herencia del Dakar. La 1190 en sus dos variantes nos mostró que KTM dio un paso adelante y supo evolucionar sus famosas y ganadoras motos de rally usando como base el confiable y muy conocido motor LC8; con la 1290 superadventure nos confirmó quién manda, y ahora, con esta 1050, nos da una moto con todas las características que esperamos de una KTM, pero con un  motor más dócil, la electrónica necesaria y el estilo que nos permitirá vernos bien y poder llegar hasta donde solo lo logran las motos mejor preparadas del mundo.

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

Sensaciones

Al tomar el volante de esta 1050 siento que la conociera de años, reacciona, acelera, frena y cruza como espero y si alguno de ustedes se ha sentido cómodo en una moto, esa es la sensación que da esta KTM. No siento que le falta nada y con los kilómetros tampoco extraño los artilugios o la potencia de sus hermanas mayores, más bien me doy cuenta que es una moto noble, sincera, que me transmite lo que está pasando y que si es necesario me da una ayuda extra con el ABS o el control de tracción sin ser “metida” si se puede llamar de alguna manera. Ya en ruta y después de estas primeras impresiones, la moto me permite exigirla. Esta vez planeé una ruta un poco menos radical que con la 1290 y con menos kilómetros, lo cual me dio más tiempo de disfrutar para estar más atento a los detalles. 

Al acelerar responde correctamente desde las 2.000 rpm y la sensación de empuje es similar a la de las 1190 en la primera parte del tacómetro, dejando el ímpetu sobre las 6500 vueltas del cigüeñal. Acá claramente vemos su menor potencia. La posición de manejo siempre nos recuerda la genética de la marca y la silla permite movimientos rápidos, la delgadez de ésta en la parte delantera sorprende y facilita el acceso para personas de talla baja. Los frenos funcionan a la perfección heredando componentes de las grandes de la casa como las pinzas radiales Brembo. La suspensión, en este caso no regulable, trabaja muy bien, la sensación es neutra, en la parte delantera utiliza barras de 43mm y en el eje posterior amortiguador PDS directo a la tijera sin bieletas con un tacto un poco seco para algunos, pero para mí perfecto ya que trasmite lo que está pasando en realidad; los rines son de aleación y aquí me quedé con las ganas de los de radios ya que son un poco más delicados aunque no reducen la estética del conjunto en general.

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

Motor

La 1050 tiene en el corazón el famoso bicilíndrico en V a 75 grados LC8 de KTM con 1055 centímetros cúbicos y 95 caballos que  están más que sobrados para esta montura. Algunos dirán que se reducen mucho con respecto a la 1190 pero la realidad es que esta 1050 se comporta muy similar a su hermana mayor hasta las 6500 revoluciones. Esta potencia “limitada” se agradece al salir de la carretera, los caminos de tierra son naturales y el manejo en setting off road nos entrega una potencia de 85 caballos que traducidos al camino arroja una moto manejable, estable y con respuestas controlables que está más enfocada a poder sacarle el máximo a la moto y no al piloto.

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

Chasis

En este apartado KTM usa el mismo material para las “maxis” pero se siente más ligero. La estabilidad de la moto es notoria y acá el elemento estructural juega un papel importante, el chasis es de acero al cromo y el subchasis en este caso es de aluminio, la altura de la silla es de tan solo 850mm, las suspensiones son WP con una barras delanteras invertidas de 43mm sin graduación y en la parte posterior encontramos un amortiguador anclado directamente a la tijera y es ajustable tanto en precarga como en extensión, los rines son de aleación, el trasero de 17” y el delantero de 19”, todo esto con tan solo 230 kilogramos de peso lista para rodar con tanque lleno.

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

Características especiales

En este literal nos encontramos con una digna integrante de la familia KTM y por supuesto, no faltan esos detalles que a todos nos gustaría encontrar en una moto orientada a la aventura. Para empezar, en esta 1050 la autonomía no es un problema ya que cuenta con un tanque de 23 litros de combustible, la cúpula es regulable lo que nos da una gran comodidad para largas jornadas en carretera, el timón y los posa-pies son ajustables, vuelve a las medidas tradiciones de llantas de 110 mm adelante y 150mm atrás lo que ayuda con las masas de la moto y también con el bolsillo del dueño. Los frenos son Brembo en las dos ruedas y en la delantera cuenta con dos discos de 320mm con pinzas radiales de cuatro pistones acompañados del necesario ABS suministrado por Bosh. También cuenta con embrague anti-rebote y control de tracción y en el apartado electrónico tiene 4 posiciones de manejo con las cuales siempre vamos a estar cómodos, no importa el terreno o las condiciones del clima que nos encontremos.

KTM 1050 - Test Drive Revista Bimotos

Conclusión

KTM nos muestra que las maxitrail son lo suyo y que la 1050 es la moto de entrada a la familia naranja, la cual está llena del sabor Dakar que las adventure por herencia tienen. Esta pequeña de la familia le dará al usuario las sensaciones esperadas y sobre todo esa sonrisa que los moteros no podemos quitar de nuestra cara cuando una moto nos gusta, solo hará falta una excusa y un par de amigos para salir a rodar y encontrarnos a varios cientos de kilómetros de casa. 

Back to top