Motos en Colombia | La mejor revista de motos | Bimotos

Comparativo Scooter Retro

Pasión, moda y estilo, tres palabras que definen la tendencia hacia los clásicos, y que es alimentada por los fabricantes que se atreven a poner sobre la mesa vehículos con toda la esencia de antaño y una motorización acorde con las exigencias medioamientales vigentes. Así son nuestras invitadas, tres scooter con un corazón joven y una estética que rompe con las líneas predominantes en las calles.

 

 

Buscando vehículos con las características descritas, nos encontramos con la Kymco Like 125, la LML Star 150 y la Yamaha Fino 115, tres estilos y motorizaciones diferentes, pero cada una con una estética inspirada en las motos de época que las hacen únicas en sus respectivos segmentos. No se trata de superventas ni scooter de altas prestaciones, son puristas en diseño para aquellos que aman el estilo antes que una alta dosis de adrenalina. 

Aunque acostumbramos a iniciar nuestros comparativos en orden alfabético, en esta edición abrimos el artículo con la Yamaha Fino, por ser la única de las tres invitadas que no había pasado por nuestras páginas.

Desarrollada inicialmente para el mercado asiático por Yamaha Motor Company en Tailandia, la Fino llega a Colombia como la scooter más fashion de la marca pensada para un público joven y dinámico que busca un vehículo lleno de estilo y buenos detalles. 

Las principales bazas de Yamaha con la Fino son la estética y los acabados, una pequeña scooter de líneas redondeadas que evoca el estilo de los años 50, con detalles como el manillar desnudo con los comandos y cuadro de instrumentos de diseño minimalista en el color de la carrocería, y una versión con elementos cromados que la hace lucir aún más clásica. La combinación de colores y gráficos es amplia para todos los gustos, hombres y mujeres encontrarán una versión que se ajuste perfectamente a su estilo.

Cuenta con plataforma plana que permite el transporte de paquetes y un asiento bajo para facilitar el acceso a personas de talla pequeña, lo que la ha posicionado como una de las preferidas por las chicas en todo el mundo. Además de la plataforma plana, cuenta con una pequeña guantera abierta detrás del escudo frontal, un baúl bajo el asiento en el que no cabe un casco jet y un maletero de serie en la parte posterior para aumentar la capacidad de carga.

En cuanto al motor, monta un propulsor monocilíndrico de 4 tiempos de 113 cc refrigerado por aire forzado por ventilador, con transmisión automática CVT de rápida respuesta y suave funcionamiento, cuenta con freno de disco delantero y ruedas de 14 pulgadas de radios, que si bien es uno de los puntos más criticados en la Fino, garantiza una conducción placentera aún sobre vías en regular estado. 

La posición de manejo es cómoda, se accede a todos los mandos con facilidad y gracias a sus reducidas dimensiones es ágil y maniobrable en medio del tráfico. La aceleración es buena desde cero alcanzando su velocidad máxima cercana a los 90 km/h con ausencia total de vibraciones.

LA RESURRECCIÓN DE UN MITO

La reencarnación de la Vespa PX es sin duda la LML Star, una scooter 100% retro para los más puristas del estilo italiano. Es construida en India de manera independiente desde 1999 luego de que finalizara el acuerdo entre LML y Piaggio para fabricar la serie P desde 1983, de ahí la imagen y semejanza con el ícono de la casa italiana.

La Star 150 evoca fielmente las líneas, posición de manejo y la transmisión mecánica de 4 velocidades que se accionan desde el manillar izquierdo, de la popular Vespa, pero con un motor de manufactura propia de 4 tiempos muy fiable, económico y de buena respuesta en medio y bajo régimen. La estructura es en chapa estampada con refuerzos en la zona media donde se produce mayor torsión. La capacidad de carga está limitada a la guantera frontal con cerradura, que permite llevar los impermeables, guantes y reflectivo, en la plataforma no se puede transportar nada ya que el pedal del freno trasero se encuentra en el piso.

La marca India dispone de una atractiva gama de colores desde los más clásicos como el verde de la unidad de prueba, hasta el blanco, negro o gris, en una única cilindrada disponible para el mercado colombiano, aunque sabemos, por fuentes confiables, que se espera traer próximamente la versión automática.

RESPUESTA TAIWANESA

Como respuesta a la alta demanda de scooter de estilo alrededor del mundo, la marca taiwanesa Kymco trae al mercado colombiano la Like 125 aunque dispone de otras referencias similares. La apuesta de Kymco se basa en el confort, un tamaño promedio y la confiabilidad del propulsor que monta la Agility, logrando una scooter muy atractiva estéticamente y con un brillante comportamiento.

Al igual que la Yamaha, cuenta con transmisión automática CVT, plataforma plana, guantera frontal, hueco portacasco y maletero posterior, logrando la mejor capacidad de carga del comparativo, ya que bajo el asiento cabe perfectamente un casco jet y algunas cosas más. Es la más grande de las tres, la más cómoda y la de mejor aceleración, pero su consumo también es mayor.

Monta un propulsor de 124.6 cc refrigerado por aire forzado por ventilador que produce 8.8 HP, un caballo más que la Yamaha y 0.5 menos que la LML. Calza ruedas sin cámara de 12 pulgadas y frenos de disco en las dos ruedas, sin embargo la suspensión es la menos confortable del comparativo, es un poco dura y transmite las irregularidades de la vía a los ocupantes aunque su comportamiento en curvas es más preciso.

Las tres scooter del comparativo gozan de un diseño de inspiración clásica, más evidente en la LML y menos en la Kymco, y con mayores detalles estéticos en la Yamaha, donde además se encuentra la mayor variedad de combinaciones. La Fino y la Like son más fáciles de conducir al contar con transmisión automática mientras la LML le complicará las cosas a quienes no estén acostumbrados al cambio de marchas en el manillar. 

En la ciudad las más ratoneras son la Fino y la Star, esta última, aunque su cuerpor es mayor a la delgada silueta de la Yamaha, cuenta con un amplio radio de giro que hace que los cambios de dirección sean un juego de niños, no obstante las tres están hechas para el uso urbano donde cada argumento es válido a la hora de elegir la mejor opción. En carretera la Kymco se desenvuelve mejor, gracias al tarado de las suspensiones más rígido y a la respuesta del propulsor que le permite alcanzar un promedio de velocidad más alto. La LML al igual que la Vespa es una scooter tranquila pero con un motor muy confiable para recorrer miles de kilómetros, donde el único límite es el trasero ya que el asiento pasa factura rápidamente. La Yamaha es 100% urbana pero puede de salir de la ciudad sin problema, mantiene una velocidad promedio dentro de los límites, cruza bien pero se queda corta en autonomía por su reducido depósito de combustible.

Urbanas con estilo, económicas y confiables, tres apuestas diferentes en segmentos muy exclusivos, donde la Kymco por sus líneas más conservadoras ha logrado una mayor participación, mientras la Yamaha busca su nicho en un público más fashion y la LML se queda para los puristas amantes de lo retro.

 

 

 

Back to top